Windows 11: Inesperada integración con Android

El pasado 24 de junio Microsoft presentó la nueva versión de su conocido sistema operativo Windows. Se trata de Windows 11, el cual coge el testigo de Windows 10 para traernos, sobre todo, importantes cambios visuales.

Desde Integra, queremos mostraros, en este artículo, las últimas novedades de esta versión, ya que ofrecemos múltiples servicios y productos en base a este sistema; desde la instalación y configuración del propio sistema operativo en ordenadores personales hasta la puesta en marcha de servicios e infraestructura para colegios y diversas instituciones.

Tal vez, el cambio visual más notorio se encuentra en su menú de inicio, el cual adopta una renovada interfaz donde encontramos las principales aplicaciones de la barra de tareas y el botón de inicio de Windows en la parte central de la pantalla; y, al presionar dicho botón, obtendremos un cuadro flotante con dos áreas diferenciadas: la superior, para las aplicaciones más recientes, y la inferior, con los documentos y archivos recomendados por el sistema.

La experiencia multitarea también ofrece nuevas posibilidades. Con la llegada de los denominados Snap Layouts tendremos la posibilidad de acoplar las ventanas en distintas combinaciones, maximizando así nuestra productividad.

Los Windows Widgets toman, también, un papel protagonista, ya que nos permitirán mantenernos al día de las noticias, información y contenido que más nos interesen, de acuerdo con nuestras preferencias y potenciado por la inteligencia artificial de Microsoft.

Ahora, Microsoft Teams estará integrado directamente en Windows 11. Esta herramienta ha cogido mucha popularidad durante la pandemia, ya sea para conectarnos con nuestros familiares o compañeros de trabajo. Podremos, así, iniciar videollamadas de manera instantánea con nuestros contactos, sin importar el tipo de dispositivo que use el resto de los participantes, ya sea PC, móvil o tablet.

La tienda de aplicaciones de Windows también sufre un lavado de cara, con un mejor acceso y clasificación de las distintas aplicaciones; pero, tal vez, el cambio más llamativo es que Microsoft permitirá que los desarrolladores se queden con el 100% de los beneficios de las aplicaciones, ofreciendo la posibilidad de que integren sus propias pasarelas de pago.

Y, siguiendo con el tema de las aplicaciones, nos encontramos con tal vez una de las noticias más sorprendentes del evento: el soporte nativo de aplicaciones Android.

Dichas aplicaciones se integrarán en la tienda de apps de Microsoft, así como en el propio sistema operativo. La descarga de éstas irá de la mano de Amazon Store, la tienda de aplicaciones de Amazon, que se integrará dentro de la propia Microsoft Store. Esto puede que suponga una primera limitación en el contenido que podemos disfrutar, al no integrar directamente la tienda de Google para la búsqueda de aplicaciones.

Las aplicaciones Android se ejecutarán como cualquier otro programa, pudiendo interactuar con ellas en modo de ventana, anclarlas a la barra de tareas y funcionar de forma simultánea con otros programas de Windows.

Windows 11 no es para todo el mundo

Aunque las mejoras visuales parezcan atractivas, no será fácil disponer de esta nueva versión. Microsoft ha dado un pequeño salto en los requerimientos necesarios para su instalación.


Cabe destacar que necesitaremos un procesador de 64 bits, algo habitual en la actualidad, pero que pone fin a la compatibilidad de sistemas de 32 bits al que Microsoft estaba dando soporte desde Windows 95, aunque ya las ultimas actualizaciones de Windows 10 obligaban a disponer de un sistema de 64 bits.

Los 4GB de memoria ram doblan lo exigido por Windows 10 y ya empezamos a intuir que necesitamos un hardware medianamente moderno para poder instalar Windows 11. A esto se le suma la necesidad de contar con una BIOS UEFI y compatibilidad con arranque seguro.

Un punto curioso es que para la versión de Windows 10 Home necesitaremos contar con conexión a internet y disponer de una cuenta de Microsoft, dejando de lado la posibilidad de crear una cuenta local. Veremos si esto se traslada también al resto de versiones.

Pero, sin duda, la parte más controvertida viene de la mano de TPM 2.0. Sus siglas hacen referencia a Trusted Platform Module o módulo de plataforma de confianza, y se trata de una característica que garantiza la seguridad del hardware a través de un chip con un criptoprocesador que almacena claves de cifrado. Es de obligada implementación a partir de 2016 si se quiere certificar un equipo con Windows 10, pero si no disponemos de él, no podremos dar el salto a esta nueva versión de Windows.

Y esto no es todo. Microsoft también ha publicado una lista con los procesadores compatibles para Windows 11. Para no extendernos demasiado comentaremos los más relevantes:

Para AMD, la compatibilidad empieza en los Ryzen 2000, quedándose fuera los Ryzen 1000, con tan solo 4 años en el mercado.

En Intel, la compatibilidad comienza en la 8ª generación de procesadores (Coffee Lake), quedándose fuera los 7ª generación, presentados a finales de 2016.

También serán soportados algunos procesadores Snapdragon de Qualcomm. Su reducida lista se muestra a continuación:

La lista completa de procesadores Intel y AMD compatibles podemos encontrarla pinchando en los links.

Con todo lo explicado anteriormente, nos damos cuenta de que no será fácil, al menos a priori, contar con esta nueva versión de Windows si no disponemos de un ordenador bastante moderno.

De cualquier modo, Microsoft ha publicado una herramienta con la que podemos verificar si nuestro equipo es compatible con Windows 11. Se trata de PC Health Check.

Se puede descargar desde su web oficial, y si cumplimos con los requisitos, podremos obtener esta nueva versión de forma gratuita cuando se lance al mercado, que está previsto que sea para las próximas Navidades.

Además, Integra pone a su disposición su equipo de soporte por si os surgiera alguna duda respecto a la compra de un ordenador personal o relacionada con la actualización a Windows 11.

 

Madrid, 1 de julio de 2021

Javier Calvo
Ingeniero de Sistemas – Dpto. de ISP y Seguridad
Integra Información y Comunicación S.L.