Proveedor de Servicios de Aplicación (ASP)

Las siglas ASP corresponden, en español, al “Proveedor de Servicios de Aplicación” (P.S.A.), aunque como casi siempre, en el mundo de las telecomunicaciones se utiliza las siglas en inglés, ASP.

Consiste en ofrecer a los clientes a través de la red, en este caso Internet, aquellas aplicaciones que utilizan habitualmente en su puesto de trabajo o desde casa. El usuario sólo necesita un equipo sencillo, “Thin Client”, para conectarse a los servidores que manejan dichas aplicaciones. Dichas aplicaciones se encuentran centralizadas en un servidor alojado en un Centro de Datos perteneciente al ASP.

En el siguiente gráfico se ilustra un ejemplo de escritorio remoto: la máquina del cliente está ejecutando un Windows Vista y se conecta mediante escritorio remoto a una máquina, el servidor, con una sistema operativo diferente, en este caso Fedora teniendo acceso a partir de este momento a los archivos, aplicaciones, recursos compartidos, hardware como si estuviera sentado físicamente en el servidor. Es posible que varios usuarios accedas simultáneamente al servidor y ejecuten la misma o distintas aplicaciones de tal manera que piensen que están trabajando solos.

En este articulo veremos las ventajas que ofrece trabajar en modo ASP y describiremos un caso práctico de cómo funcionan este tipo de sistemas, poniendo como ejemplo el ISP de Plan Alfa.

Qué ventajas tiene este modo de trabajar:

Las aplicaciones con las que se trabaja están centralizadas en un único equipo, el mantenimiento o cambio de versiones del producto es más sencillo que el ir ordenador por ordenador para cada uno de los usuarios, con la consiguiente reducción de costes de mantenimiento y de tiempo.

El servidor siempre será más fiable y robusto que un ordenador de un puesto de trabajo debido a que el servidor puede contar con:

  • Memorias con control de errores, que permiten el fallo de un bit corrigiéndolo
  • Sistemas de discos redundantes, que pueden permitir el fallo de uno o más discos
  • Fuentes de alimentación redundantes
  • Sistemas multiprocesador
  • etc.

Además las medidas de seguridad serán mayores que en el equipo de un usuario y siempre estará todo mantenido por personal experto.

En una red local, la mayoría de las empresas o instituciones, debido a su alto coste, no cuentan con cortafuegos (firewalls) sofisticados, ni sistemas de detección de intrusiones, ni sistemas de alimentación ininterrumpida, ni ingenieros contratados para el mantenimiento de los equipos, etc.

Al estar las aplicaciones instaladas solo en el servidor, las licencias de software serán aprovechadas mejor y se ahorrarán costes también en este sentido. Es probable que sólo haga falta una licencia por servidor y que los usuarios necesiten menos licencias de cliente si trabajan con distintos horarios laborales.
El hardware que necesita el usuario es muy sencillo, ya que el trabajo se desarrolla en el servidor alojado en el ASP. El usuario sólo se tendrá que conectar con un cliente sencillo a este servidor que es donde realmente trabajará. Por lo tanto ya no habrá la necesidad de invertir en el hardware de los usuarios, ni se les quedarán obsoletos y lentos los equipos.

Los usuarios tendrán mayor movilidad, ya que podrán trabajar desde cualquier lugar con una conexión a Internet, ahora el puesto de trabajo estará en el servidor ASP, no en su ordenador que se convierte en una simple vía de conexión. Esta forma de trabajar es ideal para agentes, comerciales y tele trabajadores, que podrán acceder a toda la información de la empresa, estén donde estén.

Otra ventaja es que es posible trabajar con las aplicaciones independientemente de la plataforma que tenga el usuario en su equipo ya sea Windows, MAC, o LINUX ya que existen versiones de escritorios remotos para los sistemas operativos citados anteriormente.

Resumiendo, el modo ASP permite mejorar en la fiabilidad, disponibilidad, productividad, calidad y seguridad en el servicio.

 

Vamos a ver con un ejemplo cómo funciona

Plan Alfa en su Centro de Datos posee una zona destinada a alojar servidores que ofrecen servicios de aplicación con los siguientes beneficios para los clientes:

  • Poder alojar los Servidores en un Data Center moderno sin efectuar ninguna inversión.
  • Servidores con doble procesador, memoria con control de errores y sistemas RAID con redundancia de discos.
  • Suministro eléctrico garantizado por UPS y grupo electrógeno.
  • Sistema eléctrico redundante.
  • Sistema de protección contra incendios para los servidores.
  • Sistema de Climatización redundante con control de temperatura y humedad.
  • Seguridad física con vigilancia y control de acceso 24×7.
  • Seguridad lógica mediante Firewall.
  • Monitorización de los servidores.
  • Sistema de Backup Centralizado
  • Ejecución de procedimientos 24×7 por un operador de sistemas.
  • Manos y ojos remotos 24×7 mediante una llamada telefónica.
  • Personal cualificado de primer nivel, Ingenieros.

Nuestros clientes tienen alojados los servidores en una zona de red ASP con un direccionamiento independiente y protegida con un cortafuegos, “Firewall”, con un sistema de control de ataques, detección de intrusiones y control de acceso.

Los usuarios se conectan a los servidores mediante el escritorio remoto de Windows, el cliente de terminal server para LINUX o Remote DeskTop para MAC.

Las conexiones entre el servidor y el usuario irán cifradas, por un algoritmo de clave simétrica.

Los usuarios necesitan unos equipos muy sencillos que ejecute uno de estos sistemas operativos: Windows, Linux o MAC; no haciendo necesaria que la congregación, institución o empresa, dedique una partida presupuestaria a la renovación de los equipos porque se han quedado pequeños para trabajar con las aplicaciones.

El usuario podrá trabajar al igual que lo estaba haciendo hasta ahora en su equipo local, pero con las ventajas que ya hemos mencionado antes. Lo único que hemos hecho es trasladar el puesto de trabajo del usuario a ese servidor de aplicaciones, eso sí, siempre podrá imprimir en su impresora local.

Esta deslocalización del puesto de trabajo, permitirá que el usuario se pueda conectar desde cualquier parte del mundo, da lo mismo que esté en su casa, en su puesto de trabajo físico, en Japón, Australia o Estados Unidos; siempre podrá acceder a su puesto trabajo y trabajar con las aplicaciones, aumentando de esta manera la productividad.

Hay congregaciones o Instituciones que tienen instalado el programa de contabilidad o nóminas en el “servidor de aplicaciones”, sólo haciéndoles falta una licencia de servidor, conectándose desde cada una de las casas o delegaciones a este servidor que tiene alojado en Plan Alfa, para manejar la contabilidad o las nóminas.

También las instituciones pueden aprovechar este sistema para guardar su sistema de gestión de archivos y documental, aprovechando la seguridad que le ofrece el tener alojado el servidor en el Centro de Datos, sin tener que hacer costosas inversiones en sistemas de seguridad física, lógica y de copias de seguridad en cada una de las localizaciones donde tengan este tipo de datos.

Casi cualquier aplicación puede trasladarse a este entorno de trabajo, beneficiándose de estas características y ventajas.

Julián de Prado Fernández.

1 de Diciembre 2008