Novedades Proyecto Virtual Bodyguard – 2019

Integra Información y Comunicación, S.L (Integra) ha trabajado de manera permanente, desde 2004, en temas relacionados con la seguridad aplicada al entorno educativo. Desde 2015, la empresa ha venido desarrollando el proyecto eProtect+ de Virtual Bodyguard, cuyo objetivo es educar y proteger al menor en el uso de los dispositivos móviles, y dar soluciones a los riesgos asociados a la navegación y al uso de redes sociales (RRSS).

El uso de los dispositivos móviles es un fenómeno imparable y todos conocemos las ventajas. Sin embargo, no son tan evidentes los riesgos, que se incrementan en el caso de un menor. Y más preocupante aún es que el menor no perciba dichos riesgos, ni tampoco sus tutores o padres. Por ejemplo, no se permite a los menores conducir un automóvil, ni a los 9 años ni a los 14 años. Casi todos los adultos entienden esto último, pero muchos aún ven con cierto grado de escepticismo trazar este paralelismo entre los riesgos, en el caso del automóvil y en el del móvil.

Qué duda cabe de las bondades de estar siempre localizado y conectado, e incluso, de dar un dispositivo móvil al menor para que no sea un “paria digital” entre sus compañeros, entre otras razones de peso. Nadie las discute. La clave aquí sería que, darle al menor un dispositivo móvil, sin el beneficio de un sistema de seguridad robusto que lo acompañe, es una especie de utopía que, en la realidad, podría convertirse en una dolorosa experiencia o algo simplemente nocivo. Veamos por qué.

Según la fundación ANAR, uno de cada cuatro casos de acoso escolar se produce a través de terminales móviles, tablets y ordenadores, lo que se denomina comúnmente como ciberacoso. Añadan a este dato, según informa el artículo de RTVE, La «moda» del selfi sexual: Niños que se desnudan por un puñado de «likes», además de los ya conocidos casos de autolesiones (Ballena Azul), o de los juegos y casinos online, que nos han consternado a lo largo de los últimos años.

Similarmente, preocupa el dato del Ministerio de Sanidad, que dice que un 18% de los menores entre 14 y 18 años realiza un uso “compulsivo” de las redes sociales. Asusta que un porcentaje significativo de los menores, y los mayores, no pueda estar lejos de su móvil, según un informe de INTECO. No debería extrañarnos… solo hay que salir a la calle, abrir los ojos, y mirar alrededor fijándonos en la relación simbiótica de la gente con su móvil. De hecho, desde 2017, la Estrategia Nacional de Adicciones incorpora también las que no son a una sustancia sino a un comportamiento. Y es muy difícil proteger lo que no se conoce, lo que no se reconoce y lo que no se ve.

Por otro lado, con la publicación de la Ley Orgánica 3/2018, del 5 de diciembre de 2018, de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales (LOPD-GDD) es necesario educar en las nuevas tecnologías. Según esta ley, el derecho a la educación digital, está regulado en el artículo 83 del citado texto normativo. Esto implica que el sistema educativo garantizará la plena inserción del alumnado en la sociedad digital y, también, que el aprendizaje del uso de los medios digitales sea seguro, respetuoso con la dignidad humana, los valores constitucionales y los derechos fundamentales, en particular con la protección de los datos de carácter personal.

Por ello, un proyecto como eProtect+ de Virtual Bodyguard es, no solo una buena idea para detectar riesgos, sino una necesidad a la luz de la nueva normativa porque, de hecho, crea un entorno virtual protegido que permite educar al menor con libertad y con seguridad para el correcto desarrollo de su personalidad digital.

De hecho, Virtual Bodyguard dota al colegio, por un lado, y a la familia, por otro, de herramientas que permiten acompañar al menor en el uso de la movilidad y las redes sociales. Permite asimismo la detección temprana de instancias y comportamientos que puedan acarrear trastornos de diversos tipos – enfermedades, la adopción de conductas de riesgo y/o delictivas, entre otras – en los adolescentes, tanto de índole interno (enfermedades mentales, tendencias suicidas…) como de naturaleza externa proyectados a terceros (acoso, agresividad…).

En este sentido, hemos conseguido una serie de avances y novedades en Virtual Bodyguard que pasamos a comentar.

En primer lugar, hemos interiorizado los cambios de normativa y dado un salto cualitativo y cuantitativo en cuanto a las soluciones tecnológicas que ofrecemos. Un aspecto clave, que hemos mejorado, ha sido reducir la latencia del sistema – entre la detección de la incidencia en el dispositivo del menor y el aviso al cliente – a menos de cuatro minutos, que es fundamental para posibilitar que el Tutor pueda dar una respuesta “a tiempo”, de cara a una determinada incidencia, o avisar, en los casos más graves, a los servicios de emergencia.

Además, hemos resuelto uno de los grandes inconvenientes y retos del proyecto, a nivel comercial, relacionado con usar los privilegios del “root” en el móvil del cliente. El famoso “jailbreak” para los que conocen esta terminología. Esto ya forma parte del pasado de nuestra solución y no es necesario hacer el root, ya que Virtual Bodyguard se instala como si fuera una aplicación (App) corriente. Este avance supone una ventaja para aquellos usuarios, que en las distintas pruebas, nos manifestaron su preocupación en cuanto a la posibilidad de perder la garantía de su terminal móvil, por motivo del root.

Finalmente, hemos desarrollado una versión específica para el centro y otra para las familias:

  • School Bodyguard: Consiste en una aplicación de mensajería, parecida a WhatsApp, que está totalmente monitorizada y que permite tutorizar al menor en el correcto uso de la tecnología en el centro educativo. Esta herramienta está en el Cloud y bloquea el acceso a RRSS convencionales (Facebook, WhatsApp, Instagram, etc.). Estará disponible en 2019
  • Virtual Bodyguard: Consiste en una aplicación que se instala en el móvil del menor y que monitoriza la actividad en las RRSS convencionales, incluyendo WhatsApp, y los contenidos digitales registrados. Este producto permite avisar a los padres/tutores de comportamientos inapropiados, que estos pueden visualizar en un panel de control.

Esto nos ha dado, de nuevo, una cierta visibilidad en los medios. En este caso en los tecnológicos, ya que aparecemos en Computer World que, a través de su editorial de seguridad CSO España, nos ha ayudado gratuitamente en la promoción y difusión del proyecto. Ver artículo.

Habiendo resuelto los retos tecnológicos y jurídicos, e incluso encontrando cada vez más empresas, entidades y personas que nos quieren ayudar, ahora mismo nos estamos preparando para hacer un pilotaje de School Bodyguard en distintos centros educativos.

Si su centro está interesado en colaborar hacia la protección del menor en el uso de los dispositivos móviles, o ya se encuentra en el proceso de aplicación de la nueva corriente pedagógica, o si está planteando incorporar la movilidad o las RRSS para la enseñanza, estaremos encantados de proporcionarles nuestras soluciones de seguridad.

 

 Enrique Laborde Malo de Molina
Director Gerente
Integra Información y Comunicación, S.L.

Madrid. 3 de Mayo 2019