Cómo hacer que tu equipo sea cinco veces más rápido

Es muy común la sensación de que, al cabo del tiempo, tu ordenador experimente una cierta lentitud y las consultas a este respecto son muy habituales. La mejor solución para acelerar la velocidad de tu equipo de forma drástica es instalar una unidad SSD (Solid State Drive).disco ssd
Estos discos, a diferencia de la tecnología anterior de cabezales y discos rotativos, no contienen partes mecánicas y consiste en varias unidades de memoria montadas en una placa.
Hoy día las unidades SSD han revitalizado nuestros viejos ordenadores, y a los nuevos les ha dado una velocidad que hasta ahora desconocíamos. Los discos duros, aunque siguen estando vigentes, son tecnología antigua, pasada de moda, que ya no aporta mejoras respecto de los nuevos dispositivos de almacenamiento.
Un portátil de hace tres años funciona casi tres veces más rápido con un disco de estado sólido. Además, estos componentes ahora son relativamente económicos y puedes encontrar discos SSD por menos de 100 euros.
En equipos de sobremesa lo mejor es instalar el disco duro SSD junto al disco duro convencional. En casi todos los equipos entra fácilmente uno adicional. Pero sólo conseguirás un verdadero aumento del rendimiento si instalas el sistema operativo y los programas en él.

rendimiento ssd

VENTAJAS DE LOS SSD:

  1. Arranque más rápido: al no tener platos que necesiten tomar una velocidad constante, necesitan menos tiempo para iniciarse.
  2. Gran velocidad de escritura: como no hay una pieza que tiene que encontrar el lugar donde se almacena la información, efectúan el grabado de forma mucho más ágil que los HDD.
  3. Mayor rapidez de lectura: por el mismo motivo que el anterior, son incluso diez veces más rápidos que los discos duros tradicionales leyendo información.
  4. Baja latencia de lectura y escritura: la latencia es el tiempo que los discos duros tardan en encontrar la información solicitada. Los SSD cuentan con una latencia cientos de veces más rápida que los discos mecánicos.
  5. Lanzamiento y arranque de aplicaciones en menor tiempo: como tienen mayor velocidad de lectura y buscan la información más rápidamente, las aplicaciones almacenadas en ellos están disponibles mucho más rápidamente.
  6. Menor consumo de energía y producción de calor: al no tener componentes mecánicos, el uso de energía es mucho menor y apenas sufren calentamiento, lo que incrementa su vida útil.
  7. Sin ruido: la misma carencia de partes mecánicas los hace completamente inaudibles.
  8. Menor peso y tamaño que un disco duro tradicional de similar capacidad, son mucho más portátiles.
  9. Resistente: al carecer de elementos mecánicos, soporta caídas, golpes y vibraciones sin estropearse y sin descalibrarse.
  10. Seguridad: proporciona un borrado más seguro, ya que los datos son irrecuperables.

Desde Integra nos ponemos a su disposición para recomendarle y asesorarle las mejores unidades SSD para su ordenador o portátil.

Javier Oulefki Aranda
Coordinador Dpto. ISP
Integra Información y Comunicación S.L.
12 de Enero de 2017